¿Han cambiado los tiempos?