Lo que ven los hijos antes y después del divorcio de sus Padres.

Primero veía a mis padres cómo hablaban
y era bonito ver a mi papá tan enamorado,
pasó el tiempo, ya los dos no conversaban
y andaban en la casa cada uno por su lado.

Papá antes llegaba contento, le traía flores,
me gustaba ver a mi mamá tan emocionada.
Al tiempo yo le decía “madre ya no llores”
pero mi padre la veía y nunca le decía nada.

Antes dormían juntos, mi papi con pijama
y mi madre con una bata que no la usa ya.
Hoy mi madre todavía duerme en su cama
y mi padre, la verdad ya no sé dónde está.

Solíamos sentarnos todos juntos a comer
y la lejanía entre nosotros era muy escasa,
ahora mi madre comidas ricas sabe hacer
pero mi padre muy rara vez come en casa.

Antes en mi hogar se sentía mucho respeto,
te quiero, te amo es lo que de ellos solía oír.
Luego eso parece que se volvió un secreto
y a ninguno de los dos se lo escuché decir.
Me hablaron mucho de moral, de educación,
yo creo que siempre recibí principios bellos,
pero también me hablaron acerca del perdón
y ahora veo que no existe perdón entre ellos.

Orábamos algo antes y después de la comida
cuando estábamos los tres sentados a la mesa,
ahora yo veo que a mi madre orar se le olvida
y mi padre... en verdad ya no sé si ora todavía.

Los dos salían a bailar, eso era lo acostumbrado,

Antes entre mis padres no se decían cosas feas,
era mar sereno mi papá y mamá una suave ola,
los dos felices me ayudaban a hacer mis tareas,
al tiempo se insultaban y seguía mi madre sola.

Dos que tan sólo amor se juraban delante de mí
hoy se separan y no quieren saber de juramentos,
no sé en verdad qué parte de la historia me perdí,
no me pregunten en dónde están los sentimientos.

Yo no entiendo el motivo de esta triste situación,
pienso que Dios de alguna manera me aclarará
por qué mi padre no viene a darme la bendición.